Ideas chulas y creativas por San Valentín

Llega San Valentín, y la tv, los mensajes publicitarios y las redes se llenan de productos para regalar en ese día supuesto del amor. Siempre es bonito recibir un detalle de alguien, no sólo el 14 de febrero. Pero como cualquier excusa se puede aprovechar para fomentar los valores y actitudes bonitas, en nuestra casa también lo aprovecharemos.

Todos los años hacemos algo para regalar a otros, algo que transmita el mensaje “he pensado en ti”. Porque lo realmente importante de un regalo no es el valor material que tenga. Cuando nos regalan algo material, comprado en unos minutos y con una inversión económica importante, quizá nos guste mucho. Pero con los años te das cuenta de la acumulación que tenemos de cosas compradas, que ya no sabemos ni quién nos ha regalado. Porque en esta sociedad acumulamos sin parar y no nos paramos en lo importante, los pequeños grandes detalles. Lo que yo quiero que aprendan mis hijos es a valorar los pequeños grandes instantes que te da la vida y que puedes provocar tú mismo en los demás.

Y con esta filosofía a lo largo del tiempo hemos creado muchas cosas. Te propongo algunas ideas para hacer con tus peques:

CREA UNA ETIQUETA PERSONALIZADA PARA PONER EN EL PAPEL DE REGALO:

¿A quién no le gusta recibir cosas que ves que han hecho especialmente para ti?

 

HAZ UNA TARJETA PERSONALIZADA DONDE EXPRESAS LO QUE SIENTES:

Haz que tus peques elijan a una persona a la que le quieran regalar la tarjeta y que le hagan un dibujo o que le escriban lo que sienten por él o ella. Seguro que a la persona que lo recibe le encantará y colocará la tarjeta en un lugar especial.

 

ESCRIBE MENSAJES BONITOS EN PIEDRAS:

En casa usamos los rotulares GIOTTO DECOR MATERIALES. Los tenemos hace muchísimo tiempo y los puedes usar en muchas superficies con muy buen resultado. Además, los colores son muy brillantes. Nosotros los llevamos a muchas excursiones y vacaciones, y nos vienen genial para momentos que no sabemos qué hacer o a qué jugar. Creando en cualquier sitio y momento 😉

He leído también algunas actividades muy muy chulas que te proponen en otros blogs, y no me resisto a compartirlos:

Marta, de La Fábrica de los Peques, está compartiendo un montón de manualidades chulas y muy muy vistosas para estos días. Estas piruletas de corazón me han encantado.

En Contras y Pros nos proponen crear un cubo y jugar con él. ¿Sale abrazo? ¡¡Súper Abrazo!! ¿Sale cosquillas? Pues de ahí no te vas a levantar porque no voy a parar de hacerte cosquillas. ¿que termina en una guerra de cosquillas entre todos? ¡¡Pues fenomenal!! Además, en el proceso de construirlo os lo pasaréis muy bien. En el enlace tienes todos los pasos para construir el cubo y jugar, y los imprimibles para que sólo tengas que enviarlo a la impresora y empezar.

 

¿Haces algo con los peques por San Valentín?

¿Qué ideas tienes para este año?

 

 

 

 

Unas (sencillas) chanclas pueden ser un regalo súper especial: MiDibu4U

IMG_5947

En nuestra casa todo empezó una mañana, cuando estaba repasando de manera casi mecánica las últimas noticias de Facebook. Una foto llamó mi atención. Eran unas chanclas preciosas, muy coloridas y llamativas. Nunca había visto unas iguales. Entré en la página. En ese post publicado por Mamás Viajeras supe por qué me habían llamado tanto la atención: las chanclas estaban personalizadas con el dibujo de un niño. Esa fue la primera vez que leí y vi cosas de MiDibu4U, una tienda donde puedes personalizar un montón de productos con los dibujos de tus peques.

Parece que no sólo me llamó la atención a mi porque mi peque desapareció por largo rato y apareció con una creación. Me sentí feliz al comprobar cómo una foto de unas chanclas habían podido motivar la imaginación de mi hija de esa forma. En ese momento supe que quien estaba detrás de MiDibu4U debía ser alguien muy especial, porque con los niños no hay forma de obligar: o les entra por los ojos y te eligen o pasan de ti.

Su primera creación fue esta:

IMG_6169 IMG_6170

Al día siguiente le dije que por qué no intentábamos hacer una suela de cartón y construir nuestras propias chanclas. Pasamos la mañana entre el diseño de la suela, pensando como atarlas para podérselas poner de verdad y ella además realizó un nuevo diseño.

IMG_6171 IMG_6172

Ese mismo día tuve una sorpresa más. Feliz como estaba de la creatividad de mi hija y de verla motivada e ilusionada, y con ese orgullo que sentimos las madres con las creaciones de nuestros hijos, colgué la foto en redes. Beatriz, que así se llama la persona que está detrás de MiDibu4U, me escribió contándome lo que le había emocionado saber que sus chanclas hablan inspirado a mi hija y me pidió el diseño que había hecho.

Días después las chanclas llegaron a nuestra casa. Unas chanclas con el dibujo que mi hija había hecho!!! Cuando abrió la caja y vio las chanclas, su cara y el brillo de sus ojos, me dijeron todo lo que necesitaba “escuchar” para saber si le había gustado. Estaba feliz. Tenía unas chanclas “diseñadas” por ella. El resto del verano lo pasó con sus chanclas puestas, pero además cuidándolas muchísimo porque le dio un valor diferente. Sentía que en parte lo había construido ella.

IMG_6522

Quiero agradecer a Beatriz el detallazo que tuvo al enviarnos las chanclas, porque además, son totalmente personalizados y eso es un gran trabajo artesanal. Cada uno de los productos es único. Y gracias por ilusionar a mi hija.

Cuando algo que podemos encontrar en casi cualquier sitio (unas chanclas, una taza, un plato…) es capaz de emocionar, es que es muy bueno y lo que transmite es algo grande.

MiDibu4U tiene muchas más cosas en su tienda. Si quieres descubrirlas entra en www.midibu4U.com

Aquí te dejo algunas fotos. Y recuerda que puedes regalar o comprar para ti cada una de las cosas eligiendo el dibujo que te encante de tus peques.

IMG_6523

Midibu1 Midibu2 Midibu3 Midibu4

Mi papá: Mi superhéroe #DíadelPadre

IMG_2220

El Día del Padre ya está aquí y a mi me ha pillado sin ideas!! Menos mal que sigo páginas que siempre me inspiran o me lo ponen fácil. En este caso, Boolino me lo ha puesto súper sencillo, ya que nos ofrece algo que podemos descargar, y personalizar. En casa siempre para estos días nos han gustado los regalos personalizados. Aunque sean cosas sencillas, eso que esté hecho por las manos de tu peque, es algo que ilusiona. Las paredes y los rincones de la casa se llenan de pequeños detalles, pero que son únicos y hechos pensando sólo en esa persona, y eso es algo que no se puede comparar con nada comprado.

Si vas con poco tiempo, y quieres algo sencillo, rápido y muy resultón, regálale a papá un cuadro de superhéroe. Boolino te deja todas las instrucciones en este enlace: DESCARGA TU PAPÁ SUPERHÉROE.

Te cuento aquí nuestro proceso.

Lo primero, los materiales. Muy sencillo también. Necesitarás imprimir el perfil de superhéroe que encuentras en el enlace que te he puesto arriba. Y prepara: tijeras, pegamento y goma eva para el marco de la foto (puede ser en rojo o en el color que te apetezca, pero es verdad que el rojo es muy resultón).

IMG_2219

Lo primero es contarle a tu peque que llega ya el día del padre y que le podemos hacer algo especial a papá, que le va a encantar. Yo le conté que era un secreto y que se lo daríamos más adelante, pero la impaciencia y la ilusión le pudo, y en cuanto el papá apareció por la puerta, se llevo su regalo del Día del Padre por adelantado 😉

Después deja que tu hijo o hija decore el superhéroe como más le guste. En nuestro caso esta vez teníamos poco tiempo, pero yo suelo dejar a mano de mi peque las pinturas y también cosas diversas, cartulinas de colores, cintas, washi-tape y casi cualquier cosa que voy dejando en una caja de materiales que voy reciclando.

A mi peque se le ocurrió que como su hermano es aún muy pequeño y no podía pintar, podía imprimir su firma con el pie. Bueno, si por ella hubiera sido le hubieras pintado todo el cuerpo, pobre… 😉 Pero ahí estuvo su mamá rápida para no perderla de vista ni un minuto y realizar sólo la operación pie ;). Al final los tres nos pintamos alguna zona para decorar al superhéroe previamente pintado por ella.

IMG_2221

Nos lo pasamos genial pintándonos, aunque yo no sabía cómo sujetar al pequeño que con las cosquillas y el fresquito de la pintura, aunque los pies son muy pequeños, eran muy difíciles de manejar. Pero lo conseguimos.

Cuando tienes todo el cuadro, tienes que hacer el marco. Con la goma eva y las instrucciones de Boolino es sencillísimo. Así que me puse manos a la obra, mientras mis peques ya se entretenían en otra cosa, que la parte creativa había terminado, y la parte final mi chica me la deja normalmente a mí.

IMG_2222

Y así quedó nuestro superhéroe. Hiper mega decorado, jejeejej!! Pero muy nuestro. Al papá le encantó!!

Te animas a hacerlo?

Además en Boolino puedes encontrar más libros de superheroínas de nuestras vidas. ¿Te has planteado que tu abuela y la abuela de tus peques puede ser su superheroína? En este precioso cuento de Mi Superabuela encontrarás un personaje que a los niños les hará soñar y a ti también. No sé por qué pero las abuelas tienes un sexto sentido muy especial, y siempre te parecen que tienen poderes, ¿a que sí?

image

Juegos ideales para las fiestas y reuniones familiares

Ya llegó la Nochebuena, día que la mayoría vivimos en familia. En la tele no paran de contarnos las grandes compras que hacemos y el dineral que gastamos para esta cena. Ponemos en la mesa lo mejor y disfrutamos de una cena especial.

Que sueles hacer después de la cena? Los mayores se quedan hablando y los pequeños a su libre albedrío?

image Te propongo unas cuantas actividades para todos donde pequeños y mayores podréis pasar un rato simpatiquísimo. Cosas sencillas, que son una apuesta segura:

– Disfrázate o ponte accesorios de fiesta, de cotillón. Lleva accesorios para todos. En un montón de tiendas lo venden por estas fechas, casi en cualquier centro comercial. Tienes unos minutos de risas aseguradas mientras os ponéis diademas, gorros, pitáis con una trompetilla o le dais a una zambomba, y mientras va cayendo confeti. Además, quedan unas fotos de lo más simpáticas.

– Si tienes unos micros o alguna consola que incluya un juego de karaoke, qué tal si os marcáis unos cantes? Al principio sólo algunos de los niños y un par de mayores con poca vergüenza de lanzan, pero en unos minutos estaréis todos queriendo ser el siguiente que sale al escenario :).

– Puedes proponer algún juego en familia. Si tienes juegos de mesa, el taboo, un bingo o el pictionary, son geniales para estos días y para cualquier ocasión. Pero también puedes hacer algún juego casero. Qué tal si uno de vosotros pone un post it en la cabeza de cada uno y tiene que adivinar quien es? Todos tendréis un personaje que adivinar con las respuestas que os den los demás: “soy un cantante?”, “soy un personaje de ahora o de hace tiempo?”, “cuantos años tengo mas o menos?”,… Risas aseguradas!!

– Apaga las luces y ten preparados palos de los que lucen en la oscuridad cuando los rompes o agitas. Ten preparado uno para cada uno. Os lo pasaréis genial y os aseguro que también habrá muchas risas!!

image

 

Jugáis a algo en familia en estas reuniones? Que juego es el que tiene más éxito?

Que pases una muy feliz y divertida Navidad!!

IMG_6337

Con este cuento en familia, desde Afecto y Familia te deseo Feliz Navidad

IMG_6337

Llega un año más la Navidad, y este año si que me parece mentira que estemos ya en estas fechas. Nuestra vida es totalmente distinta al año pasado y somos más felices todavía. Nuestro pequeño ha venido a traer un equilibrio a nuestra vida familiar, que parece increíble con el desajuste de horarios y de organización familiar y casera que provoca la llegada de un bebé. Pero emocionalmente nos está aportando muchísimo a todos esta nueva etapa familiar.

En este clima de cariño y amor, pero de falta de tiempo, la Navidad también trae muchas tareas, y una de ellas era hacer un Christmas para el cole. La peque quería hacer su felicitación navideña, y ahí nos pusimos todos a colaborar para crear algo. La idea, ya que no teníamos mucho tiempo, es que esta manualidad sirviera para pasar un rato en familia, para participar en el cole, y también para seguir cultivando valores.

Encontramos un tutorial en YouTube para hacer una caja preciosa en forma de casita de Navidad para guardar regalos. Por supuesto, nuestro resultado no es para hacer otro vídeo ni para colgar en Pinterest, pero lo importante es que se hizo con la aportación del papá, de nuestra peque y mi aportación. Y nuestro pequeño que nos dejó ratitos para poder dedicarle.

Esa caja la convertimos en la CAJA DE LOS DESEOS, donde todos podíamos coger un papelito y poner nuestro deseo. Pero, ¿cómo lo iban a saber en el cole cuando lo llevara lo que tenían que hacer con esa caja? A la peque se le ocurrió que podíamos escribir un cuento.  Y yo, como mamá, estuve encantada de lo que fue saliendo, porque quería que transmitiera más valores que sólo los de ganar un concurso de felicitaciones navideñas o colaborar a deseos consumistas.

Os diré que mi mayor satisfacción ha sido saber que, al llevar la felicitación, la profe leyó el cuento en clase y después todos pidieron deseos a la caja de los deseos: que los niños y las niñas del mundo sean felices, que todos tengan algo que comer,…

Aunque me sonó a lo típico que se dice en estas fechas, me gustó colaborar a que pensaran que los niños y las niñas tienen mucho más que aportar al mundo.

¿Qué os parece nuestro cuento? Con este cuento y con todo mi cariño os deseo una muy Feliz Navidad!!

 

Este es el Cuento de Paula y mamá: REPARTIMOS SUEÑOS AL MUNDO

Dedicado a… todos los niños y niñas del mundo.

Cuenta una historia que hace muchos años, los papás y mamás querían que los niños y niñas hicieran cosas buenas y tuvieran sentimientos bonitos durante todo el año.

Por eso, los mayores les decían a los niños lo que tenían que hacer y pedían deseos para ellos a la CAJA DE LOS DESEOS.

De repente se hizo de noche, y una niña pidió un deseo:

“Ojalá Papá Noel viniera, y además quiero otro deseo: que todos los niños y niñas sean felices”.

Apareció Papá Noel y le dijo: “Quieres un regalo?”.

La niña dijo: “No, gracias, Papá Noel. He pensado que los niños y las niñas podemos hacer realidad nuestros deseos. Sólo tenemos que estar unidos y creer en nosotros mismos y en los demás “.

Y fue así como los niños y niñas empezaron a repartir sueños y deseos bonitos para todo el mundo.

Desde entonces, el municipio es un poco mejor.

Los mayores estamos aún aprendiendo de los niños a vivir el presente más intensamente, a reír sin un motivo, a perdonar fácilmente,…

Los niños y niñas nos siguen enseñando que las cosas sin más fáciles de resolver y que lo importante es repartir amor y cariño.

Tu pequeño gran chef cocina muy bien los postres

la foto

Si el otro día os traía sugerencias saladas para hacer con vuestros hijos en el post Descubre a tu pequeño gran chef: 3 recetas fáciles para hacer con niños, hoy es el turno de los postres.

Porque lo salado está muy bien, pero para un niño suele ser muy motivador lo dulce, helados, chuches,…

Bueno, al lío. Os damos nuestras recomendaciones de recetas dulces fáciles con niños:

 

1. GOMINOLAS DE FRESA (o del sabor que elijas):

la foto 2 (4)

Ricas no, lo siguiente. Y si tu hijo o tu hija son muy de chuches, por lo menos que sepas lo que están tomando.

Necesitas:

  • 2 sobres de gelatina neutra en polvo
  • 1 sobre de gelatina de sabor en polvo
  • 250-300 gr de azúcar (yo siempre le suelo echar algo menos)
  • 200 gr de agua, leche o zumo (para mi gusto, la leche o el zumo le cambian el sabor, mejor con agua)
  • Aceite de girasol para engrasar el molde

Tenéis la receta completa en Velocidad Cuchara. Lo más importante después de tener la mezcla y de echarlo en los moldes, es dejarlo reposar a temperatura ambiente 12 horas.

Después de reposar, viene la parte más divertida con niños: Desmoldar, cortar en su caso, embadurnar bien de azúcar las gominolas… ¡¡¡y a comer!!! Os aseguro que están riquísimas. Nosotras las hicimos de fresa, pero puedes hacerlo del sabor que les guste a tus hijos.

 

2. AL RICO HELADO (de sandía):

la foto 5 (1)Aunque otros años habíamos hecho helados, este año aún no se nos había ocurrido hasta que leímos la recomendación de Emi, de Mamá Orienta para comer frutasdonde puedes leer la receta completa. Nosotras escogimos los helados de sandía de entre sus propuestas.

El helado es súper fácil de hacer y además si tienes una sandía de esas con poco sabor (como nos pasó a nosotros), mejorarás la sandía y todos los niños que vengan a tu casa se pirrarán por tomar fruta en formato polo.

Necesitas:

  • 350 gramos de fruta
  • Una cucharadita de limón
  • 20 gramos de azúcar

Lo peor de hacer helados, igual que las gominolas, es esperar el resultado. Te recomiendo que tengas preparada una actividad chula para hacer en el tiempo de espera, porque a los niños no se les olvida que han hecho helados y están ansiosos por probarlos.

En nuestro caso nos sobraron unos cuantos moldes, y aprovechamos los huecos para hacer los clásicos helados de Cola Cao, que nos volaron en cuanto vinieron amigos a casa.

3. BOCADITOS DE HOJALDRE CON CHOCOLATE (o con lo que se te ocurra):

la foto 5

Aquí tienes una receta súper fácil de hacer y muy entretenida con los peques. Lo puedes hacer dulce, con chocolate, pero también puedes hacerlo salados, y ahí tu imaginación y tus gustos, te hará decantarte por un sabor u otro.
Necesitas:
  • Plancha de hojaldre
  • Ingredientes para el relleno (chocolate, jamón york, queso, chorizo,…)
  • Huevo
  • Virutas de chocolate para adornar

Sólo el hecho de sacar el hojaldre y el rodillo y aplanar un poco la masa ya es algo que tus hijos disfrutarán. Luego además, puedes darle los ingredientes justos para cada bocadito o dejarles un plato con los ingredientes cortados preparados (o cortados previamente por ellos si son ya mayorcitos).

Corta el chocolate en cuadraditos haciendo varias líneas, dejando un espacio entre uno y otro cuadrado de chocolate porque necesitas masa de hojaldre para cortar individualmente cada cuadrado y poder enrollar y cerrar.

En La Brujita Dolça tienes la receta completa.

En casa la parte más divertida suele ser batir el huevo para pintar los bocaditos ya cerrados antes de meterlo en el horno. Eso de manipular el huevo y, como no, pintar de manera diferentes, es algo que a los niños les gusta mucho.

 

Como ves, las tres propuestas son muy fáciles, y a tus hijos les encantará sacar estos platos y compartirlos con amigos y familiares. Les hará sentir súper orgullosos saber que son ellos los que han preparado un postre o parte de la merienda.

 

¿Preparas postres con tus hijos?

¿Cuál es el postre que ha tenido más éxito?

 

¡¡¡Hasta la próxima!!!

 

 

El Ratoncito Pérez sí que sabe cómo hacer vivir la magia

la foto 2 (2)

Hace ya unos meses que el Ratoncito Pérez visitó nuestra casa por primera vez y la llenó de magia e ilusión. Porque el Ratoncito Pérez tiene esa cualidad, que esparce la magia allá por donde pasa.

En los días previos a que nos hiciera la visita, comenzamos a hablar mucho de él, de si venía por la noche o por la mañana, de dónde íbamos a dejar el diente para que lo viera, de si se llevaba o no el diente,… En esas conversaciones, la peque hizo muchas preguntas. Y cuando preguntó por dónde entraba el ratoncito, le dije la verdad, que no lo sabía.

En estos días me había encontrado por casualidad con las puertas del Ratoncito Pérez de Oui Oui y entonces caí: ¡¡No teníamos puerta mágica para que el Ratoncito Pérez pudiera entrar en nuestra casa!! Porque, ¿sabéis una cosa? El Ratón Pérez no entra por las puertas y ventanas, que además las tenemos muy cerradas por la noche, ¡¡¡es un ser mágico!!! 

En casa somos muy de buscar la forma que los invitados se sientan a gusto, así que decidimos construirle una puerta mágica para que su llegada a casa fuera más fácil (Y la peque añadió que así sabía a qué habitación tenía que ir). EasyChic nos lo puso fácil con una puerta del Ratoncito Pérez DIY, preciosa y muy sencilla de hacer. Nos pusimos manos a la obra y tuvimos la puerta preparada para cuando llegó el día X.

la foto 1 (2)

Y cuando llegó, ¡¡¡en casa estábamos nerviosísimos!!!

¿El Ratoncito Pérez sabría que la peque había perdido su primer diente? ¿Habíamos hecho bien la puerta mágica y la encontraría fácilmente? ¿Dónde poníamos el diente? ¿Se llevaría el diente o nos lo dejaría de recuerdo? ¿Si dejaba el diente debajo de la almohada, no le haría cosquillas con el bigote al cogerlo? ¿Le dejaría alguna sorpresa?

Ayyyy…. ¡¡¡qué día de nervios!!! Con llamadas y mensajes para sus amigos y su abuela, que supiera que se le había caído su primer diente, que había sido muy valiente cuando le salió un poco de sangre, y que iba a venir por fin el Ratoncito Pérez!!!!

Y la hora de dormir llegó… Y la pregunta seguía en el aire. “¿El Ratoncito Pérez se llevará mi diente? No quiero que se lo lleve…”. Así que nos planteamos juntos qué se podía hacer. La peque tuvo la solución: ¡¡Le voy a escribir una carta y se lo voy a pedir!!

Además de preguntarle, y decirle que le quería, también quiso aclarar una de sus grandes dudas con el Ratoncito… porque como es un ratón mágico, puede que tenga superpoderes… ¿Volará el ratoncito?

la foto 3

la foto 1 (1)

Y el Ratoncito debió reconocer la puerta mágica, porque por la mañana nos despertamos con gritos de alegría: “¡¡Ha venido el Ratoncito!! ¡¡Ha entrado por la puerta mágica!!”. Y además de una moneda y un poco de chocolate, nos inundó también con su magia… Y envió una mini carta enrollada que hizo que los ojos de la peque se iluminaran. Tras desenrollarla, noté como se sentía aún más especial…

la foto 5

El Ratoncito Pérez en nuestra casa nos ha enseñado…

… Que siendo muy pequeño puedes hacer cosas muy grandes: ilusionar a otras personas y hacerles felices es lo más grande que alguien puede conseguir.

… Que si quieres mucho algo, tienes que ir a por ello, pedirlo o buscar la manera. Si quieres tu diente, pídelo. 

… Que cuando se trata bien a los demás, estos también te tratarán bien.

… Que nos encanta vivir la magia de los pequeños momentos.

¿Ha pasado ya por vuestra casa el Ratoncito Pérez?

¿Cómo preparastéis la visita?

¿Qué es lo que os ha hecho aprender?

Divirtiéndonos con marionetas

Nunca he hablado aquí de una de las actividades con las que más he disfrutado en mi vida profesional y de los que más me ha hecho aprender. Hace un par de años en el centro donde trabajo montamos un grupo de juego. Queríamos aportar a los niños un tiempo para jugar, un espacio de ocio donde hacer actividades divertidas y que fomentaran su imaginación y creatividad. Este tipo de proyectos son posibles gracias a que las personas que tienen que decidir confiaron y confían en nuestras ideas y proyectos, y debido a un gran equipo humano y profesional.

El vídeo que os presento es uno de los resultados de ese espacio de juego. ¿A qué es divertido? Poco más de 3 minutos hechos con mucho cariño, y con mucha implicación e ilusión de las niñas que lo hicieron posible y de las personas que llevábamos la actitvidad.

El equipo humano que hizo posible este proyecto fue Rosa, trabajadora social del centro, que aportó alegría, sencillez y sentido común, y sirvió de guía en muchos momentos para la solución de conflictos, Mario, que aportó creatividad, ilusión y muchísima capacidad de trabajo (podéis ver su creatividad en Chakey, una llave diferente, cuento que ilustra de una manera preciosa) y yo misma.

Una de las actividades que Mario propuso fue la de creación de marionetas: con unas fundas molonas de color amarillo de unos cojines, un poco de goma espuma y fieltro para la boca, y unas pelotas de ping pong para los ojos, creó junto a las niñas que participaron en la actividad, unas serpientes amarillas así de simpáticas.

la foto 2

Preparamos unos lazos y algunas cositas para que cada niña personalizara su marioneta. La verdadera personalización del muñeco no estuvo en el exterior, sino en el interior. En el momento que cada niña metió su mano dentro de su marioneta y después de hacer varias pruebas de cómo mover la boca (está un poco duro al principio), empezaron a dar muestras de que cada marioneta era única, como cada una de las personas que componíamos ese grupo.

El vínculo que se creó con la marioneta fue muy fuerte desde el principio, no queriendo despegarse de su muñeco, y viviendo con mucha intensidad todas y cada una de las despedidas que vivieron hasta que terminamos el vídeo.

Si trabajáis con niños, y tenéis posibilidades, os recomiendo que realicéis algún vídeo y toméis fotografías. Esto permitirá que los niños vean reflejado su trabajo y puedan compartirlo con sus familias, y su ilusión se multiplicará automáticamente.

Aquí tenéis otra forma de trabajar con marionetas, jugando, y dejando que cada participante pueda tener sus ratos con su muñeco, identificándose y disfrutando. La gran ventaja de esta forma de trabajar es que hay muchas risas, no hay ningún trabajo directo, pero indirectamente se consiguen muchas cosas para el trabajo personal.

¿Utilizáis juguetes o muñecos en vuestra interacción con niños?

¿De qué manera las usáis?

Y aquí os dejo una foto de varias de nuestras amigas:

la foto 1

Aprender a leer jugando

imageQue cada niño tiene su propio ritmo en el aprendizaje de cualquier habilidad es incuestionable, y esto se hace muy evidente en el aprendizaje de la lectoescritura. Mientras que algunos niños de la misma edad están aún reconociendo y dibujando las letras de su nombre, hay otros que ya son capaces de leer juntos varios sonidos y transformarlos en palabras.

Independientemente que esté de acuerdo o no en la manera en la que se enseña la lectura y la escritura, desde casa quiero apoyar a mi hija en este proceso. Y como para la mayoría de las cosas, la mejor manera de apoyar nos parece mediante el juego y la experimentación, que es donde surgen los mejores y más afianzados aprendizajes.

Llevamos mucho tiempo jugando juntas a cosas inventadas por ella, por mi, por el papá, o por otros amigos o adultos, juegos que han ayudado a habilidades previas y necesarias para la lectoescritura (pescar pececitos, hacer manualidades, leer cuentos juntos, jugar a la rayuela, dibujar la figura de la mano o del cuerpo,…).

Pero algo teníamos que hacer en cuanto a las letras, ya que en un principio a nuestra peque no le atraían. Estaban asociadas a fichas que hacía en clase, a repeticiones de la misma letra, a estar sentada mucho tiempo te apeteciera o no… En fin, al cole y a la manera que se suelen enseñar los conceptos. Como ya tenía conocimiento de la forma de las letras, de cómo leer algunas letras y sonidos, el objetivo no ha sido aprender desde cero, sino jugar para aplicar los conocimientos.

Aquí os cuento algunas de las cosas que hemos hecho. Iremos poniendo más, pero internet y muchas mamás blogueras son una fuente inagotable de ideas.

1. MAMÁ SE INVENTA HISTORIAS:

image

Con fotos que teníamos en casa, añadí algunos carteles. Las fotos es algo que a los niños les llaman mucho la atención, y más si añadimos colores y dibujos.

Los carteles los hacemos también improvisados, en una aplicación del móvil, aprovechando ratos de espera o de cambios de actividad. Empecé siendo yo quien ponía letras a algunas fotos, pero ahora la peque se anima a hacer sus propios carteles.

 

 

 

 

2. RECORTAMOS Y ESCRIBIMOS LETRAS, APROVECHANDO EVENTOS:

Aprovechamos diferentes circunstancias para que vaya poniendo alguna palabra (por ejemplo, Felicidades). Al principio copiaba lo que yo ponía en una hoja en sucio, y luego se buscaba sus métodos para hacerlo sola (buscaba otros sitios donde sabía que ponía esas palabras).

El cumple fue una buena excusa para diseñar y recortar letras. Las invitaciones iban con un diseño personalizado, donde aparecía en la parte de debajo “Ya cumplo 5 años”, y en la parte de arriba aparecía de colores el nombre del invitado. Para eso, yo escribía primero el nombre, y ella lo copiaba, añadiendo los colores que le apetecieran. También escribimos en otros materiales. Ese día aprovechamos la tarta para escribir sobre el chocolate. Además, así podíamos ir probando el chocolate, que estaba buenísimo!!! 😉

IMG_5633

Hemos hecho muchos más juegos, algunos programados y otros que nos han ido surgiendo en el momento. Nos lo hemos pasado muy bien juntas, y cada vez las letras son algo más divertido y una habilidad que siente que empieza a dominar. No hay nada más motivante que empezar a sentir que le estás cogiendo el truquillo y que te salen nuevas cosas.

Desde ahí, cada niño después va buscando sus momentos para soltar su creatividad. Sólo hay que dejarle que ande sólo, se equivoque o no. La peque uno de los días nos sorprendió incluso con el principio de lo que ha sido su primer cuento y con muchas más palabras y frases espontáneas puestas por escrito. Pero eso lo hablaremos otro día.

Seguro que tú has usado o usarás muchos juegos para apoyar a tu hijo o hija en sus aprendizajes. ¿Te animas a compartirlo con nosotros?

DivertyPlan: ¡¡¡A cocinar!!!

Cocinando

Si tenéis un día casero, de esos que apetece estar en casita y disfrutar de la compañía mutua… Ese es un día estupendo para un FamilyPlan como el de cocinar.

¿Cocinar con niños???? ¿Pero qué es lo que se puede cocinar con niños???

La verdad es que podemos cocinar muchos platos, dulces y salados. Los niños disfrutan haciendo cosas con los mayores y ayudando, siendo nuestros ayudantes. Y también se sienten muy importantes y fomentamos su responsabilidad cuando son los encargados de hacer una determinada tarea.

Cocinar con nuestros hijos es una buena manera de incluirles en tareas caseras de colaboración, donde ellos se sientan útiles y vean que su trabajo es valorado como el de otro miembro de la familia. Se puede empezar a cualquier edad que tus hijos comiencen a querer implicarse en ello. Nunca es demasiado pronto.  Sólo se trata de darles tareas que puedan realizar con su edad y con sus habilidades.

Por supuesto, también se trata de ponernos con tiempo, y sin esperar que hagan la tarea perfectamente. Seguro que batimos un huevo mucho más rápido y mucho mejor batido que un niño de 4 años. La diferencia es la cantidad de veces que nosotros hemos batido un huevo, y una motricidad totalmente diferente. El objetivo de cocinar juntos en familia, es eso, estar en familia, disfrutar de un espacio común que construimos en ese momento.

A nivel educativo, estamos trabajando muchas cosas, que es importante ser consciente de ellas:

* Transmitimos valores familiares: “me gusta que hagamos cosas juntos, en familia, es más divertido”.

* Colaboración en casa. Cuando los niños son más mayores, empezamos a demandar que hagan cosas en casa, que colaboren. Cuando estoy con familias, les pregunto cómo ha sido su colaboración anteriormente, qué cosas han intentado fomentar haciéndolas juntos,… y en muchos casos, de un día para otro, pensamos que son mayores y que tienen que hacer esa tarea. ¿Por qué no le inculcamos antes el valor de la colaboración? Además, si nuestro hijo o hija colabora en ciertas tareas, nosotros tendremos más tiempo para disfrutar juntos, ¿por qué no contárselo? Sin amenazas, ni enfado, sino como una realidad.

* Practican motricidad fina y otras capacidades. Pide a tu hijo que pele ajos o que casque los huevos. ¿Sabes lo difícil que son esas actividades cuando aún están aprendiendo?

* Mejoras su tolerancia a la frustración. Al principio serán conscientes de que hay cosas que no les salen. Estarás al lado y le podrás dar mensajes orientativos, que le ayuden a atravesar esa frustración con el menor problema posible (“lo estás haciendo muy bien”, “¿Qué tal si empezamos por este pico y luego tiras despacio?”,…).

* Transmitirás el valor del esfuerzo. Para poder tener un plato terminado hay que hacer muchas tareas. No todas ellas se hacen en un segundo. Para conseguir un resultado final, tiene que esforzarte por ello.

* Estaréis practicando la memoria. Igual que el baile con sus pasos es un recurso estupendo para practicar con la memoria de manera divertida, la cocina, con los diferentes pasos sucesivos que hay que realizar, es un buen instrumento.

* Al finalizar el plato, verás la satisfacción de tu hijo o hija y cómo querrá mostrar y compartir su creación. Se sentirá muy bien con tu valoración y la valoración familiar, y será un momento genial para modelar la importancia que tiene valorar el esfuerzo de los demás por la familia.

Como veis, son muchas las ventajas que existen en cocinar en familia. Aquí he nombrado unas cuantas, pero seguro que encuentras muchas más cosas positivas.

Nuestro último plato ha sido uno muy sencillito y muy rico para mayores y niños: napolitanas de chocolate. Aquí tenéis la prueba:

DSC_3512

¿Te gusta cocinar con tus hijos?

¿Que tipo de platos realizáis juntos?

¿Qué más cosas positivas sacas a la hora de cocinar en familia?