DSC_05142-300x147.jpg

Oportunidades

DSC_0514En mi trabajo digo muy a menudo la frase “Qué importante es la familia donde hayas nacido”. Lo cierto es que no es tanto donde hayas nacido sino la familia donde te hayas criado.

Y aunque autores tan reconocidos como Cyrulnik nos hablen de que la infancia no determina la vida, y yo crea firmemente en ello, no me queda otra que ser consciente de la gran influencia que tiene la infancia en nuestra vida.

Lo cierto es que no estoy hablando sólo de la familia en la que nacemos, ni de unas normas familiares frente a otras. Ni estoy hablando de las diferencias económicas o sociales. Me refiero a las oportunidades que nos ofrece pertenecer a una familia o a otra.

Tengo la sensación de que habitualmente hemos equiparado oportunidades a dinero. Mayores ingresos, mayor posibilidad para pagar colegios caros, por lo tanto, se cree que mejor educación y más posibilidades de salidas laborales y de conseguir un trabajo reconocido y bien remunerado.  Y esto quizá es así en algunos sectores. Pero conseguir estas metas no tiene por qué conllevar la felicidad de la persona.

Genera más oportunidades en la vida el afecto dado y percibido por el niño desde pequeño, la presencia continua y respetuosa de por lo menos una persona significativa, el sentirse parte de una familia donde es un miembro importante (más pequeño, pero importante), tener personas adultas que muestran coherencia en sus acciones, ser educados en la cultura del esfuerzo adecuándose a los momentos al desarrollo individual de cada niño,…

Estas oportunidades quizá no se traduzcan en personas con más ingresos económicos en su futuro laboral, pero abre la puerta a que sean personas más seguras, capaces de luchar por sus objetivos.

Estas actitudes (y otras muchas actitudes) están al alcance de todos, y aportaremos más oportunidades a nuestros niños. ¿Lo intentamos?

 

1 comentario
  1. Angy says:

    Un contacto visual y táctil, muchísimas veces nos permite hacer “click” con nuestros hijos para transmitir lo que necesitamos que ellos escuchen o comprendan. Sutiles hábitos que en lo personal me han funcionado en la crianza de mis hijos. Saludos y felicidades por este proyecto.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>